Frankie & Kurono se divirtieron posando para unos shoots transgresores y eróticos en pleno Palermo, uno de los barrios más hipster de Buenos Aires.