Un lujo la ambientación creada por Geraldine, su mamá, que cuidó todos los detalles y nos hizo engordar con deliciosas tortas que ella misma preparó.